DEJAR LA COCAÍNA

Una de las drogas más consumida en Europa es la cocaína, siendo España el sexto país de la Unión Europea que más consume esta droga. Uno de los motivos por lo que más se consume la cocaína tiene que ver con los efectos placenteros que se provoca en el consumidor y esto a su vez es uno de los factores por los que esta sustancia es tan adictiva.
Los efectos de la cocaína son inmediatos al consumo de una dosis. Los consumidores pueden llegar a experimentar euforia, aumento de la energía, se desinhiben más y por lo tanto se vuelven más conversadores y en un principio, aumenta la sensación de diversión y felicidad. Otros efectos que conlleva el consumo de la cocaína es la disminución del apetito y la disminución de las ganas de dormir. Otros efectos que se están demostrando en personas que tienen Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), es que esta sustancia la pueden llegar a utilizar como automedicación, es decir, consumen con la finalidad de hallar alivio de su patología.

No obstante, esta droga afecta muy gravemente a la salud del paciente con alteraciones cardiovasculares, ataques cerebrovasculares, paranoia, irritabilidad, etc. Además de afectar a la salud del paciente, esta sustancia perjudica a todas las personas que lo rodean, así como sus relaciones familiares y de pareja, sociales y laborales. Los efectos de la adicción a la cocaína hacen que la persona pase más tiempo pensando en cómo volver a consumir y deja de realizar casi todo tipo de obligaciones. Las consecuencias de una adicción, como puede ser la adicción a la cocaína, pueden influir en el núcleo familiar, ya que las relaciones familiares se desmorone incluyendo problemas psicológicos y emocionales tanto en el paciente como en su familia. Además, vas alejándote de todo tu círculo social o, bien este círculo social te va apartando porque tu estilo de vida no se adapta al estilo de vida de ell@s.

En Peace of Mind sabemos que una adicción no solo es creada por los síntomas que provoca la sustancia a nivel físico, sino que detrás del consumo de esta droga hay unos hipotéticos beneficios psicológicos y sociales que el consumidor relaciona con el consumo. Por ello mismo, dotamos a nuestros pacientes de recursos y habilidades personales para que obtengan mayor beneficio en aspectos psicológicos, sociales y familiares sin necesidad de consumo.
La evaluación que realizamos desde Peace of Mind es muy exhaustiva y profunda para estudiar en detalle la situación del paciente y los patrones de consumo. Se hacen exámenes médicos para adaptarnos lo máximo posible a las condiciones actuales del paciente. En caso de adicción a esta sustancia, es esencial que la ayuda proporcionada al paciente provenga de profesionales cualificados, como es el caso de Peace of Mind.

No esperes más para tomar las riendas de tu vida, llámanos!

CONTACTA CON NOSOTROS, PODEMOS AYUDARTE









    ¿Qué te interesa?



    SenderismoYogaMindfulnessDesarrollo personalAsesoramiento psicológico